VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 9 de agosto de 2010

Relaciones Humanas

En qué basas tu día a día?

Qué te pasa cuando alguien te pregunta algo en la calle y tú tienes prisa?
¿Qué te pasa cuando un Desconocido o Desconocida te mira? ¿Y tú, qué haces?

Un Mundo de Sensaciones para disfrutar.

Tuve miedo por si había alguien más con él y también sentí pena. Aún así, le respondí a la pregunta y le indiqué dónde estaba. No quise decirle que yo también me dirigía allí. No quería que estuviera a mi lado. Nos volvimos a encontrar, por supuesto en el sitio mencionado. Su pregunta entonces fue más concreta. El miedo pasó y sentí compasión.

Puse todos mis sentidos en marcha para encontrar lo que él buscaba…Toda mi intención estaba puesta en esa acción. Para mi decepción, ¡no lo logré! ¡Lo sentí mucho! Era muy importantes para ese anciano que, en principio me había parecido algo desgarbado.

No recordaba el nombre ni le salía una palabra que para él era clave para ayudarme a mí a entenderle

Hablaba con mucha claridad, respeto y educación. Me describía con todo lujo de detalles las sensaciones, formas y colores de lo que buscaba y repetía que su amigo le afirmó que allí lo encontraría.

¡Me impacientaba no poder ayudarle!

Estuve a punto de preguntar a los demás, pero no lo hice...Pensé que él lo haría y me despedí de él.

Al rato percibí su presencia a mi lado, no era casualidad. Venía a decirme que ya lo había encontrado y me llevó delante para que yo también lo viera. Llevaba una Gran Sonrisa dibujada en su cara y con mucha ilusión, mirándome a los ojos me dijo: “Mira, es aquí, he pasado por delante y no lo veía...Ya lo decía mi amigo...Muchas gracias”. Me emocioné.

Un pequeño detalle para agradecer mi esfuerzo y mi tiempo. Quiso hacerme participar de su hallazgo. Cuantas sensaciones y cuántos sentimientos despertó ese desconocido en mí en menos de veinte minutos…Cuánto en qué pensar y cuánto por hacer. 

Lo que es importante para los demás, es exactamente eso: "importante para los demás". 

¿Prefieres mirar al suelo y quedarte con tus prejuicios?

5 comentarios:

  1. hola

    he entrat a la teva página, tal com vaig prometre. Es interesant, molt interesant; cercaré temps per seguir llegint i processant, però veig que els darrers vint i cinc anys ( mes o manco)has fet molta feina.

    una abraçada

    ResponderEliminar
  2. De bueno que soy, soy tonto!!! Esta es la primera sensación que tienes cuando al ayudar a los demás te das cuenta de que luego no eres correspondido, no se trata de hacer para recibir algo a cambio pero el ser humano por instinto lo lleva metido en su sesera. No discuto que es muy gratificante ayudar y ver como la otra persona te lo agradece de verdad con el corazón, también hay qente que aunque le ayudes siempre se mostrará poco receptiva a ser ayudado, unas veces porque su ego no se lo permite y en otras ocasiones porque le sorprende tanto, debido a la sociedad en la que vivimos que no se fía. En fin si quieres puedes; puede parecer una frase hecha pero nunca mas lejos de la realidad.
    De nuevo, gracias Marga por dejarme opinar y un besito fuerte.

    ResponderEliminar
  3. Pocas veces pedimos ayuda, a veces la esperamos
    y no la pedimos.

    En todo caso, un "¿necesitas ayuda?" no está de más si eso nos hace sentir bien. También es posible recibir un "No"..en fin...

    Muchas Gracias chicos, por participar!!

    Besos!! y...sí, 25 dan para mucho...Y te sorprendería lo que da de sí un sólo año :)

    ResponderEliminar
  4. Greo que intentar ayudar a los demás es muy correcto aunque SI ó NO te sientas correspondido.Porque en este mundo no hay nádie igual,mientras uno se sienta bién con sigo mismo que más dara lo demás

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo, hacer algo sin esperar es satisfactorio.

    Gracias por tu aportación
    1 Saludo

    ResponderEliminar