VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Agradecimientos

Mamá, Te Quiero


¿Sólo un día para celebrar que tienes una Madre?

“Madre no hay más que una”, sí. Tenemos la frase aprendida. Ahora, ¿has considerado su significado?

Con el paso de los años, he aprendido a aceptar la nueva situación. Sin embargo, siempre hay un momento en el que descolgaría el teléfono para marcar su número y no existe esta opción. Es en el único caso en el que me permito decir “no puedo”.

No dejes pasar ni un minuto sin decirle lo que sientes. Luego, observa sus ojitos…Será suficiente.

La distancia no es importante si no es definitiva.

A pesar de los contratiempos que puedan haber acontecido, lo que más feliz hace a tu Madre es verte feliz. No dejes de compartirlo con Ella.

Vale la pena transmitirle que su niño, que su niña está bien, o que al menos se lo propone, que tiene proyectos, planes.

Ríete mucho con Ella.

Tienes mucho que agradecerle, mucho que contarle. Y demostrarle que estás orgulloso u orgullosa de ti mismo o de ti misma gracias a Ella. Eso la llenará de satisfacción.

Házselo saber. No pretendas que lo dé por hecho ni tampoco que lo adivine.

Agradece que tengas a una Personita muy especial incondicionalmente pendiente de todos tus actos, estados de ánimo y objetivos. Que tienes a alguien a quien llamar cuando te sientes solo o sola, simplemente para decirle: “Hola, Mamá”.

Poder pronunciar estas palabras es un lujo inconmensurable, irrepetible. Tiene derecho a saber de viva voz lo importante que es para ti.

“Mamá”. Una palabra que sólo se puede expresar verbalmente cuando está. Tienes toda una vida para practicarla.

¿Haces algo para tu Única y Exclusiva Madre?

¿Le has dicho alguna vez: "Te Quiero"? Hazlo. 

¿Dónde Nace el Amor?


¿Qué crees que te ha preparado el día de hoy?
¿Qué hiciste ayer?
¿Estás abierto/a a la Sorpresa?

He optado por un nuevo entretenimiento, en un nuevo lugar, con nuevas Personas y, por supuesto, un nuevo Aprendizaje.

Respiro profundamente y el aire fresco llega a mis pulmones. ¡Gracias!

La Hierba verde moja las plantas de mis pies, tomo Consciencia de ello. Las flores de los hibiscus desprenden un aroma especial, ¿cómo no lo había notado antes?

Siento que estoy presente, veo y oigo los pájaros y los gatos. ¡Gracias!

En mi mente aparece una imagen frente a un precipicio mirando al mar. Predomina la panorámica azul impresionante del infinito. Paz

Los vecinos están de lunes: “Buenos días” (Sonrisas). ¡Gracias!

Permanezco atenta a las señales. ¿Será una Sensación? ¿Una Visualización? ¿Un Sonido? ¿Un Encuentro?

Una Sorpresa.

Sonrío, miro al Cielo, levanto mis brazos y vuelo en una conexión total con el Universo. Formo parte de Él, y Tú también.

Hoy es lunes, Amigo Mío. Tengo Planes y siento Curiosidad

¿Y Tú?


Te Deseo un Buen Día



Nuevos Acontecimientos...¿O Viejos?

...Y yo estoy aquí, tumbada sobre la Arena fresca en esta noche de verano. Contemplo los rayos de Luna incidiendo sobre la Masa de Agua Negra de mi preciado Mediterráneo. 

De Él emana una sensación de Calma y Serenidad que envuelve las inquietudes de mi juicio. Y los Sosiegos. ¿Quién adjudicó perversidad al color negro?
Es Alucinante. No en vano se le llama La Isla de la Calma.

A pocos metros, un barullo del gentío abarrotado en los bares de la carretera, se confunde con el perenne eco de la corriente que empuja el mar contra la orilla en la que me encuentro. Al fin prevalece este sonido. Paz.

En mi mente, Ángeles y Demonios bailan al ritmo de la misma canción. ¿Por qué no? A mí me pasan estas cosas. Soy consciente de que este momento no volverá. Hace tan sólo unas horas el mar era azul; quien lanzaba sus rayos era el Sol; y lo que ahora es una danza un tanto arrítmica entre el Bien y el Mal eran hechos acontecidos en uno de estos días. No importa cuándo, ¿ayer?, ¿anteayer?, ¿el año pasado?... Pasado. Ya está.

¿Y ahora?

Ahora me embelesan el abrazo de la brisa nocturna mallorquina y la caricia de la arena fina de esta playa. Al mismo tiempo que la marea sube amenazante y dulce, mi piel responde con un “quiero más” y se adentra en mi cuerpo un escalofrío de placer. 

Permito que esta pequeña onda llegue hasta mi nuca…
…Indescriptible.

Siéntelo alguna vez. Cuando tú quieras. ¿Es que no lo ves? Son Grandes Cosas que a veces denominamos “pequeños detalles”. ¡Craso error! La Naturaleza no es un detalle, es Fascinante. Si optas por disfrutarla se hará Grande ante ti y 

 crecerás con ella. Formas parte del Todo. Las “cosas” son como son. Y Tú…Tú puedes elegir ver el mar azul o verlo negro… ¡O las dos cosas!

Si hay algo que puedas cambiar, hazlo. Si no, acéptalo tal cual, Naturalmente.



Una Noche Cualquiera

Empieza a oscurecer. No veo Luna ni Estrellas, sólo un manto de nubes que cubren el cielo en una escala de grises haciendo honor al ambiente de una inminente tormenta. En unas zonas ofrecen una apariencia acolchada por su tono oscuro y en otras, casi imperceptibles parecen escaparse con disimulo acoplando su color a la cautela.

Más abajo, hasta donde alcanza mi mirada, una línea acontecida por la delimitación entre el mar y el cielo. Especifica la inflexión que asocia estos dos puntos fascinantes, lo llamamos Horizonte.

Me envuelve un halo de paz… ¿Quién lo habrá puesto ahí? Siento.

Mientras tanto, me acompaña una suave brisa que no sabe estarse quieta y se desliza suavemente entre mi cabello y lo transforma en una dulce caricia para mis mejillas y un cosquilleo un tanto molesto para mi nariz.

Se oye un eco repentino que claramente define el aleteo de muchas aves en grupo. Sale de detrás de un edificio. Una bandada de golondrinas se aleja del mar, tierra adentro al mismo ritmo en que se acerca el sonido desgarrador de un trueno impresionante. ¡El Cielo empieza a Crujir!

Todo está allí, en el horizonte. Y aquí, con los ruidos de la calle; son graduales para mis oídos en este momento, simplemente cumplen con el objetivo de cubrir la realidad y me ayudan a concentrarme aún más en mi bienestar.

Al desviar lentamente mi mirada hacia el otro lado de la bahía observo un conjunto de brillos anaranjados y sucesivos unos a otros. A veces, por su lejanía, o por mi miopía, las confundo en un trazo continuo que parece estar bailando al son de una música árabe, me imagino a un faquir con su serpiente.

Son las luces de otra parte de la civilización a la que pertenezco. Otros hogares, algún barco o aviones...Personas.

Es la iluminación de otras Vidas, con otros personajes y en otras situaciones. ¿Qué escena estarán viviendo?

¡Alucinante!

Y tú, ¿de qué has disfrutado hoy?

No hay comentarios:

Publicar un comentario