VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Feliz Insomnio (Por Antonio Luis Gómez Molero)

La vida está llena de paradojas. En muchas ocasiones se comporta como ese sombrero que cuanto más corres detrás de él, más se aleja... El sueño es IGUAL que ese sombrero. No es posible esforzarse por dormir, como tampoco da buen resultado hacer esfuerzos por relajarse. Es contraproducente. Esto es algo que puede hacerse extensible al campo de la Autoayuda y el Desarrollo Personal: queremos cambiar, y cuanto más lo queremos, más tenemos la sensación de seguir estancados. Ahora eso sí, aprendiendo cada día unas claves, o una técnica nueva y “definitiva” que se supone que lo van a cambiar todo.

Afortunadamente, la ecuación también funciona en sentido contrario. Si no es esforzarse lo que hace que determinadas situaciones cambien (dando por sentado que hay otras en las que el esfuerzo es imprescindible), será más bien cuestión de relajarse y dejarlas fluir. Muchas veces no somos conscientes de que, con nuestra actitud de querer obtener determinados resultados YA, estamos obstruyendo la fuente misma del cambio. Nos bastaría con quitar el tapón para que éste fluyera a borbotones. No hay nada que tengamos que hacer. Del mismo modo que no hay que esforzarse por respirar. El aire nos respira. La vida nos vive.

El hecho de “intentar dormir” hace que bloqueemos el sueño. Es él el que debe cortejarnos, no al revés. Nosotros solo tenemos que ACEPTARLO. El sueño llegará, por si solo, cando dejemos de correr tras él. Es una metáfora para la vida. Aceptar el insomnio. Aceptar nuestras imperfecciones sin intentar cambiarlas.


Porque cuando aceptamos la vida y la empezamos a APRECIAR, sucede algo mágico:

La vida se pone en movimiento. Nos lleva de la mano a otro lugar. Comenzamos a crecer. Lo que aceptes, lo que aprecies, lo que agradezcas, lo que llenes de amor, cambiará, te llevará de la mano hacia algo mejor. Lo que intentes controlar se volverá contra ti SIEMPRE.

Por eso, si existe una receta para el insomnio (y también para el estrés, la ansiedad, el miedo en definitiva, que es lo que el insomnio es) y para la vida, digamos que podría ser ésta:

En lugar de contar ovejitas, cuenta todas las cosas de las que estás agradecido. Báñate en ese sentimiento.

Y si el sueño tarda en llegar, cuando lo haga, te encontrará esperándolo con una sonrisa. :-))

lunes, 28 de marzo de 2011

Atrévete a dar el Primer Paso

Algo te motiva cuando imaginas que lo vas a conseguir y te ves habiéndolo hecho. Además te haces planteamientos que te llevan a ser más feliz.

¿Qué pasa cuando te ves capaz y no das el paso? ¿Cómo puedes tomar lo mejor de ti para lograr tu propósito?

Céntrate en el objetivo. Si crees que puedes, ¡seguro que puedes! Créetelo. Confía en tus propios mensajes.

Quizás sólo necesites Tomar Consciencia de tus propios Recursos. Algunas veces la Personas nos ponemos impedimentos. Parece que, según nos han educado, “no se consigue nada sin esfuerzo”, “el dinero no sale de debajo de las piedras”, etc. etc.

La orden es que hagamos un esfuerzo brutal para conseguir lo que deseamos. Y lo que pasa es que nos hemos acostumbrado a que, como “la vida es dura” y debemos “soñar bajito”, aceptemos lo que se nos viene encima con resignación: “Es lo que me ha tocado vivir”.

Esa es la parte cómoda y también una buena Ayuda: Reconocerlo es el Primer Paso. Ahora mismo, las cosas están “realmente” así. Al menos admite que así las ves tú en este momento.

Puede ser que cada vez que caemos aprendamos algo y para mí es distinto pensar que “tengo que” caerme para aprenderlo. Porque yo puedo adelantarme a posibles adversidades si tengo claro mi objetivo.

En mi opinión, ese es precisamente el esfuerzo. Atrévete a soñar muy muy alto, considera cuáles son los puntos realizables de tu sueño en el corto plazo. Y Prémiate cada pequeño pasito que hayas tenido el valor de dar en pro de tu felicidad. Sonríete entonces, Valórate.

Si aparecen miedos, acéptalos también. Tus miedos te previenen, te ayudan a parar cuando necesitas tomar aire, ayuda, concentración…Te prestan auxilio para parar o enfrentarte. Incluso te avisan si estás errando el camino. Sea como fuere forman parte del proceso y te mantienen alerta.

Escucha también tu Tristeza, ponle un símbolo. Imagina que quiere decirte algo: ¿Qué es? ¿De qué o de quién te estás alejando? Ahora, acota tu pensamiento hacia tu forma de actuar, ¿Qué estás haciendo en este preciso instante que te ha conducido a este Estado de ánimo?

Vale, estás triste. Pregúntate para qué. La tristeza indica una pérdida y no necesariamente una muerte, aunque bajo mi punto de vista tiene mucho que ver. ¿Qué parte de Ti no estás Mimando?, ¿qué parte de Ti necesita una Atención especial en este momento? ¿Qué parte de Ti anda perdida, melancólica, está muriendo…?

¿Qué parte de Ti estás abandonando?

Entonces, ¿qué quieres hacer ahora?

Mi padre siempre me ha dicho: “si no té sol·lució, no és un problema” (“si no tiene solución, no es un problema”). Averigua cuál es la dificultad y el método para superarla. Las dos cosas. Quizás te sorprenda descubrir que hay más de una solución para el mismo problema y también que puedes utilizar varios procedimientos para remediarlo. Cada Persona es un Mundo. Tú tienes tus propias Herramientas. Analiza el escenario.

¿Cuáles son las Aptitudes que no estás apreciando?

A veces optamos por el victimismo, por la necesidad de cariño, por sentirnos frustrados. Otras veces deseamos lo que tienen los demás, o pensamos que nosotros no nos lo merecemos…Cambia tu pensamiento. Eso sí es un esfuerzo. Nos resistimos al cambio, tenemos miedo de “perder el control de la situación”. Preferimos “lo malo conocido”…

El mero hecho de Elegir Pensar que sí puedes es, en sí mismo, un acto de Voluntad y ese Pensamiento lleva intrínseca la Motivación que necesitas.

La Pereza disfrazará muchos de tus defectos y debilidades e intentará convencerte de que no puedes. ¡Moverse sí que lleva trabajo!

Es posible que tus Creencias te indiquen que “esto nunca se ha hecho así” ¡Atento y Atenta! ¿Y por qué no? Te animo a descubrir qué te ha bloqueado hasta hoy.

Ahora, Concéntrate en la solución, ¿Cómo te ves?

¿Cuál es el método que vas a utilizar? ¿Qué harías “si pudieras”?

Hazlo.

Lo fácil es lo conocido. Lo difícil es dar el primer paso hacia lo desconocido.

Atrévete a cambiar.

miércoles, 9 de marzo de 2011

¿Te Has Enamorado Alguna Vez?



Si la emoción es lo que nos impulsa, ¿en qué medida es beneficioso lo que llamamos Control de las Emociones?
Yo lo llamaría direccionar...No es tan fácil, ni tampoco tan difícil. El problema es que no hemos aprendido a detectar la emoción. No sabemos reconocer la infinita variedad de formas y colores que padece en nosotros.
¿Reconoces el Amor?
¿Qué diferencia hay con la Ternura?
¿Y el Odio?
Cuando te enamoras sientes “mariposas en el estómago” o “alas en los pies”, o “flotas”…Quiero decir que parece fácilmente identificable.
Significa que te sientes bien, contento y contenta, feliz, con energía, fuerza, voluntad, ánimos para hacer muchas cosas. Hiperactividad, Vitalidad… Lo integras en tu vida. No hay sueño ni cansancio, ni llega la hora de comer…Estas más guapo y más guapa, tienes un brillo especial. Y compartes esa mezcla alucinante con el mundo entero. Vayas donde vayas lo transmitirás sin tapujos, sin disimulo. Está socialmente aceptado.

  • ¿Hay algún otro momento en que hayas experimentado esa sensación maravillosa?
  • ¿La has compartido?
  • ¿Algún sentimiento te lo ha impedido?
No son preguntas retóricas. En ti está la opción de convertirlo en un hábito. Aprovecha ese momento para cargarte las pilas y acuérdate de él cuando estés bajo o baja de moral. Cuanto más tiempo lo utilices, con más rapidez acudirá a ti cuando lo necesites.

  • Regalando una sonrisa tienes más posibilidades de recibir otra. Sonríe.
  • Amando tienes más posibilidades de que te amen. Ama.
  • Hablando corres el “riesgo” de que alguien te escuche. Habla.
Repito la pregunta anterior: "¿Algún sentimiento te lo impide?"
Me fascina sentir. Desear. Soñar. Me motiva desearte que lo intentes.
Contribuirás a que las Personas nos tratemos como tales y disfrutemos con ello. Que dejemos a un lado la competitividad y avivemos la llama de la Cooperación. Es decir, Someterás el lujo Individual al Colectivo.
Estimularás la Sonrisa fácil y el “Te Deseo un Buen Día” con plena implicación gestual y espiritual
¿Cómo sabes quién se alegra si tú no hablas de tu alegría?
Sonríe J

miércoles, 2 de marzo de 2011

De Este a Oeste

…¡Ay la Vida! Llena de cambios…Y pienso que todos son buenos porque cuando no los hay la inercia me lleva. En cambio, si se produce un giro en mi vida abro los ojos, expectante para ver qué Sorpresa se me está preparando.

…Todos en fila india con más o menos Respeto, dentro de nuestra burbuja a la que llamaremos coche (Qué curioso, una Burbuja dentro de otra burbuja). Vamos en busca del sustento, como las hormiguitas, pero no pensamos en eso, nos preguntamos qué cara tendrá hoy el jefe o de qué se lamentará hoy nuestro/a compañero/a.

(…”Ale. Ya hemos llegado. ¡Puf!, imposible aparcar, claro a esta hora llega todo el mundo. Mira éste, qué listo. Piiiiiiiiiiiiiiip. Que se entere, pero qué lento, voy a llegar tarde por su culpa; en cuanto pueda le adelanto y le voy a pegar una mirada que se va a aterrorizar”…)

(…”Sí, me siento mejor”…)

En realidad está mal enfocado desde el principio.

Salgo de casa, sí. Y me encuentro con Gente, sí. Antes de salir de casa he tenido que levantarme de la cama y para eso he tenido que acostarme en ella la noche anterior. Y antes de eso tuve que cenar y antes de eso había estado trabajando y antes… ¡Puf!

Y Hoy, voy a cambiar todo esto.

Me levanto con Curiosidad por el Día que me espera. Con quién me voy a encontrar. “¿Conseguiré sacarle una Sonrisa a mi jefe?”. “¿Podré Ayudar a mi compañero/a a que se sienta mejor?”. “Seguro que encuentro parking enseguida”…

Mmm…[…]Amanece que no es poco

Mmm…Un Besito a mi pareja o una Sonrisa para Mí.

Mmm…¡Qué momento éste del Desayuno!

Mmm…Agua caliente, jabón, pasta de dientes, secador, ropa, zapatos…

Mmm…Mi coche, gasolina, conduzco

¡Cuántas cosas antes de empezar a trabajar!

El Sol nace donde yo despierto y se pone cuando acabo de trabajar y en ese lugar.

Es alucinante viajar hacia el oeste dejando atrás un semicírculo anaranjado escondido tímidamente detrás de las montañas y con la oscuridad delante. Por el espejo retrovisor veo cómo se va elevando y se convierte en una gran esfera cuyos rayos largos y finos deleitan mi visión jugando a esconderse tras las nubes y volviendo a aparecer una y otra vez.

Observo cómo amanece mientras voy por la carretera bordeando la costa. A ratos veo el mar…A ratos un bosque de pinos…Casas rústicas en las montañas con sus paredes pintadas de colores teja, amarillo, marrón…El Mar otra vez… Paso por un túnel…El Mar…Otro túnel más…El Sol me persigue discreto y poco a poco alumbrará con fuerza mi Camino…El Cielo ahora es azul…

Impresionante…

El itinerario puede ser como cualquier otro si no prestas atención pero si lo haces, entras en un mundo misterioso que aparece ante tus ojos deseoso de hacerte feliz.

¿Tú quieres ser una Hormiguita o te gusta ser Personita? Cambia tus Pensamientos, notarás la diferencia.