VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Queridos Reyes Magos...

Queridos Reyes Magos,

Este Año he disfrutado de Cursos, Procesos, Reencuentros, Amigos, Amigas, Cambios, Amor, Cariño, Admiración…De las Estrellas, de la Luna, de la Playa, de la Noche, Del Día. De Coaching, Coaches y Coachees, Alumn@s, Formadores/as, Coordinadores/as…de los Silencios, Escuchas, Palabras, Blog, Charlas…De Oportunidades, De lugares preciosos en la Isla y fuera de ella y de Personas Maravillosas. He sido tan feliz que mi carta es de Agradecimiento y mi Petición que cada momento haya más personas en el Sendero de la Felicidad.

GRACIAS

viernes, 17 de diciembre de 2010

Palabras Mayores

Son contadas las ocasiones en las que tenemos en el Plano Consciente que nuestra Actitud no ha sido la adecuada ante una determinada situación. Seguro que hay una intención y no necesariamente negativa hacia quien recibe la ofensa, sino una positiva para quien la emite.

Por esa razón yo pienso que no son necesarias las disculpas. No hay nada que perdonar.

“Lo siento, Yo soy así”. Insistes en el talante y además ¿te disculpas? Ofrece pocas expectativas de que mejore la relación.

"Perdona, es que..." Si realmente lo sientes, no justificas, cambias.

“Tienes razón” tampoco me parece un argumento válido porque cada cual tiene la suya y no una sola. Asimismo da igual quien la lleve si se repite el mismo Resultado.

Y “yo no soy así” aún me da más juego...

¡Qué más da! Siempre había pensado que el Perdón lo otorgaban los dioses. Ahora sé cada uno/a de nosotros/as llevamos Uno dentro. Para mí, es un acto que me permite admitir que me he equivocado. Además puedo intentar compensar el daño causado si se me consiente. No es una respuesta lo que espero sino que hago una declaración y me libero de una carga. Si llega la aceptación de la disculpa ¡es un regalo!

Cuando esperas que alguien se disculpe contigo por algo que ha pasado y esas disculpas no llegan…Cuando empiezas a desesperar, te indignas, te enfadas o sientes una mezcla de tristeza y miedos, ganas de vengarte…Incertidumbre…No entiendes…Sigues recalcando los hechos, que en este momento ya no son lo que eran, entonces, lejos de desaparecer el dolor se hará más intenso. Sabes que esa no es la Actitud adecuada para curar la herida. Lo sabes porque ya te ha pasado otras veces y el resultado es resentimiento, lo cual no te ayuda a sentirte mejor.

Recuerda cuál fue la causa, el inicio de la cuestión. Te darás cuenta de que más que tratar el motivo estás alimentando tu ira, es más fácil. Puede ser que incluso ya no te acuerdes de cómo empezó.

Quieres que alguien asuma el Compromiso por sus acciones. ¿Ya has aceptado tú el tuyo?

Creo que es el momento en que tienes que mirarte al Espejo. Mira en tu Interior. Escucha a tu Dios. Si tienes tanta necesidad de perdonar a alguien, tal vez tengas que empezar contigo. ¿Qué es lo que, según tú, merecería unas disculpas? ¿Seguro que tú no has hecho lo mismo? Aquel Comportamiento que detestas y que te saca de quicio, ¿es posible que lo tengas tú? ¿Estás actuando así ahora?

Primero tienes que ser Capaz de ser Honesto/a contigo mismo/a. Parece muy difícil cuando en realidad es un pequeño esfuerzo. Darle trabajo extra a tu cerebro, uno que no suele hacer porque está acostumbrado a dejarse llevar por lo que le da sensación de Control y de Verdad Absoluta. Una falsa Seguridad. En cambio, significa darle tiempo para habituarse a pensar profundamente durante unos minutos sobre lo que ha pasado realmente dentro de ti. Averiguar, con mucho Coraje que la Responsabilidad es sólo tuya. Al menos tienes el poder sobre la parte que te afecta.

Con este Acto de Introspección pronto descubrirás la Compasión y quizás quieras ser tú quien la reciba. Toma medidas para usar la Justicia también contigo.

El Aprendizaje te sirve para la próxima vez, sí. Ahora, ¿ya te has concedido el indulto en este momento? Si lo sigues arrastrando el próximo resultado será idéntico.

Aceptando tu parte con Humildad te sentirás comprendido y comprenderás, luego ya no serán necesarias las disculpas.

Sólo sabrás eximir de corazón cuando sepas concebirlo tú. Entonces, incluso olvidarás.

¿Ya sabes Perdonar-te?

lunes, 13 de diciembre de 2010

Involuciona

La tecnología avanza rápidamente. Tanto que se desliza por nuestro tiempo casi imperceptible para Algunos y Algunas. Parece que los que no conocemos la terminología telemática no estamos al día. Y de Palabras Nuevas vamos a tratar aquí.

Ciertos motes se utilizan poco por desconocimiento. Aunque formen parte de nuestra participación en la vida, no sabemos que ya tiene una denominación, una definición…Un Porqué.
Al cambiar tu vocabulario te acercas o te alejas de ciertas conductas.

Utilizar palabras soeces o expresiones malsonantes te aleja de Personas Sensibles a este efecto. El aprovechar tecnicismos te aleja de personas con conocimientos más sencillos. Los gritos, insultos y demás te acercan a otros comportamientos afines, etc.

Hablar de Emociones…sencillamente no lo hacemos. Las razones pueden ser varias empezando por la creencia de que hacerlo significa abrirse demasiado hacia los demás (¿demasiado?). Demostrar lo que verdaderamente sentimos (¿ser verdaderos?) implicaría redimirnos ante Otros y Otras (¿debilidad?). Manifestar abiertamente si corre sangre o horchata por nuestras venas puede ponernos en evidencia (¿Excentricismo?). El Contacto físico puede dar lugar a “malas interpretaciones” (¿y por qué “malas”?).

¿Eres Libre, entonces? ¿Qué crees que te pasaría si te expresaras tal y como te sientes?

Te invito a vivir tus emociones, todas ellas. Alguien me dijo: “Si las dejas, van y vienen”. Te conmino a Sentir. Este sí es nuestro Futuro. Cuando hablamos desde el corazón tenemos una increíble capacidad para motivar a los demás. Nuestros gestos van en congruencia con nuestras palabras. Nuestra mirada y énfasis son guiados en la misma dirección sin esfuerzo. Transparencia
El Corazón presta muchísima atención a las sentimientos de los demás y si los tenemos en cuenta generamos Empatía. 

La mejor arma es la Sonrisa, la que sale del Alma, la que quieres Ofrecer para que los demás se sientan bien y te hace sentir bien a ti. Alimentará tu corazón en una especie de danza complaciente y benévola junto al resto de los mortales. Permite la entrada a tu enciclopedia verbal de las palabras que te acerquen más a tu Naturalidad. Cada Particularidad tuya define tu Estilo, tu Marca Personal.

Añade cada una de las emociones que sientas durante el día, forman parte de tu sabour fair. Grava las que quieras repetir a la mañana siguiente, compártelas y recibirás más de lo mismo. ¡Alucinante!

Recuerda que lo que siembres dará lugar al fruto que recojas o, como diría mi Madre: “De’s teu pa faràs ses teves sopes”. ¿Qué quieres conseguir?

Tú primero

jueves, 9 de diciembre de 2010

Esencia

Soy Aire, Soy Alma, Soy Aprendizaje, Soy Sonrisas y Risas y Carcajadas, Soy Escucha. Soy Amiga, Soy Amante, Soy Amor, Soy Hermana, Soy Hija, Soy Juego.

¡Soy Feliz!

Eres Único/a, Irrepetible, Valioso/a. Tienes tus propias habilidades y talentos. Eres Privilegiado/a.

Tienes una Virtud Común al Resto de los Humanos: Capacidad para Vivir la Vida. Respóndete a Ti con Respeto. Háblate con Cariño. Mímate. Cuida Tu Salud. Come Sano. Haz Ejercicio. Ámate.

Tú eres un Ejemplo de la vida sólo si la vives. Vive como Eres. Siente lo que Eres. Comparte. Une tu Fuerza a la de los Demás. Participa con Sonrisas y Gestos de cordialidad.

Inexorable como el tiempo. Pasa y ya está. Qué vas a hacer hoy, Dónde, con Quién. Tú también pasas…

Decide de qué manera quieres pasar por la Vida. Cómo quieres Vivir. Qué quieres Legar.

Cuántos de tus pensamientos del día son Positivos. Tu mente repetirá el 90% de ellos a la mañana siguiente. ¿Cuáles quieres repetir?

No engañarás a tu cerebro mintiéndote, sólo Créetelo.

Toma Consciencia de Ti, Responsabilízate de tu Vida y Actúa en consecuencia.

¿Quién Eres Tú?

jueves, 2 de diciembre de 2010

Algunas Veces, las Cosas SON lo que Parecen

Ser Valiente no implica enfrentarse a todo y a todos. Más bien es Arriesgarse a dar un paso más para conseguir lo que quieres. Ese paso es el que cuesta; tienes todo un lastre de perezas, miedos, tristezas etc. a los que te has habituado. Se trata de un Cambio, salir de una situación “cómoda”, dejar atrás unas cosas para conseguir otras. Atrévete.
Una vez que lo tienes delante y, acostumbrado o acostumbrada a que todo cueste, seguramente acudirán a tu mente Pensamientos como “no es posible que sea tan fácil”, “seguro que se me ha escapado algún detalle”, “algo no debe estar bien”…
...Un boicot
O quizás: “no puede ser cierto”, “estoy no es para mí”, “no lo merezco”…
... ¿Sigo?
Si lo que no supone un esfuerzo no tiene valor, tendrás que cuantificar el que has realizado para llegar hasta aquí y Valorarlo. Tal vez ya sea suficiente. ¡Lánzate! Ya has pensado bastante, ahora actúa. Este es, precisamente un momento crucial para traer tu Meta al Presente. Si esperas a la “Perfección” ¡llegarás tarde! Cuando está bien, ya está bien; equilibra tu nivel de Exigencia.
¿Reconoces tu propio Objetivo, no? O, ¿ahora resulta que “no puede ser tan fácil”? ¡Pero si hace años que lo tienes identificado! ¡¡Un Pasito más!! Puede que tengas separar cada uno de tus esfuerzos y Premiarte por ellos de forma individual.
¿Qué pasa, no has tenido que “luchar"? Vaya, ¡qué mala suerte! ¿Qué tiene de negativo haber llegado antes de lo previsto? Tal vez, simplemente, es El Momento, se han juntado los Astros. Quítate la venda de los ojos, reconoce tu éxito y sigue caminando.
Aquí es donde tienes que ser Valiente. Ser capaz de saborear tu logro puede resultarte algo complicado. Darte cuenta de lo que has conseguido…”Uf! Alguien tendría que decirme cómo digerirlo”.
A veces, sucede sin más. Igual que en una Negociación. En su desarrollo hay picos de sierra y cualquiera de ellos puede ser El Acuerdo necesario para llevar a cabo un buen negocio (y valga la redundancia).
Nuestras creencias nos limitan: “La letra con sangre entra”, “El dinero no sale de debajo de las piedras…”, “todo cuesta”, “Los hay que nacen Estrellas y los hay que nacen Estrellados“, “Nadie regala Nada” (esta última tiene guasa ejeje “¿nadie?”, “¿nada?”), y la mejor:
“Tienes que luchar para conseguir lo que quieres”…
Pero, ¿¿luchar contra quién o contra qué??
Tanto es así que las hemos adoptado como propias e individuales Certezas Absolutas, no tenemos ninguna duda de que es así. Y ahora se te plantean otras cuestiones:
“Siempre había pensado que…”. “Nunca me hubiera imaginado que yo…”.
Pues te traigo una Novedad, a veces pasa y Punto. A veces pasa, aunque no hayas tenido que desarrollar todo el proyecto. Abre los ojos a las Oportunidades que puedan aparecer en el trayecto. Amplía tu Perspectiva. Observa a ambos lados. Enfoca tu Energía en el Punto de Llegada.
Si te olvidas de la “Idea de Vida” que tienes grabada con fuego en tu frente desde vete a saber cuándo, si te mantienes limpio o limpia mentalmente ante una Nueva Propuesta...Percibirás su mirada, sentirás su tacto, notarás su cercanía…Oirás su Alma…la invitarás a seguir sobre esa ruta desde la Libertad de pensamiento y te llevará directamente a donde quieres llegar. ¡Cree en ti y Apasiónate!
…Y sobre todo, cuando le veas la naricita a tu objetivo, abre tu corazón y disfruta. Sé Valiente. Dale la importancia que se merecen tus logros.
¿Tú Reconoces, Aceptas y Disfrutas tus Triunfos? O, ¿das por hecho que es lo que toca?