VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 31 de octubre de 2011

El Primer Paso, con el Corazón


Pensar en Positivo no significa que descartes lo negativo...Esto sería negar la realidad, Lo importante es encontrar el recurso que te ayudará a seguir adelante cuando algo sale mal. Ya ha salido mal, ahora ¿qué hago? Se trata de encontrar y utilizar lo que amortigua tu malestar.

Está muy bien que sepas lo que te hace sentir mal, ahora localiza también lo que te hace sentir bien. A veces, nos acomodamos en...ya sabes el dicho..."más vale lo malo conocido..."

Agradece que lo hayas definido y ¡sigue!

Encuentra un hobbie o cambia el que tienes...o añade otro
Sal, conoce gente. Cambia de ambiente, la hora de la reunión...
Cambia tu ruta habitual.
Escucha tanto al/a que te importa menos como al/a que más.
Recuerda lo que sí has hecho bien. En qué eres bueno o buena
Implícate en lo que sí quieres hacer.
Ayuda a otras personas.
Adquiere nuevos conocimientos y aplícalos a tu vida
Concéntrate un rato en algo que te guste muchísimo.
Encuentra una actividad que requiera tus 5 ó 6 sentidos.
Si estás sin hacer nada que sea para disfrutar de ello
Si te aburres, muévete.
...

Lamentos, llantos, quejas también existen. Escúchalos. Entiende lo malo como algo que está ahí para cumplir una función. Cumple y ya está, no te regodees. Algunas malas etapas que “no quisieras repetir”…Algo que “no le deseas ni a tu peor enemigo”…Con tu Pensamiento le echas más leña al fuego.

Ahora, decide pasar más tiempo agradeciendo lo que sí tienes. Prolonga tus buenos momentos incluso en tu imaginación. Enfoca tu energía en lo que te mueve en lugar de hacerlo en lo que te paraliza. 

Céntrate en lo que es importante para ti. En lo que te gusta hacer. En lo que haces muy bien. En lo que te satisface. En lo que te aporta y donde tienes algo que aportar. ¿Qué técnica, o táctica, o capacidad, o fortaleza utilizas en estos casos? ¿Dónde más la puedes aplicar?

Tú eliges los temas de tus conversaciones; tu predisposición a ciertos tipos de relaciones; tus lugares de reunión. Infórmate bien sobre si recibes intoxicaciones ambientales o si las generas tú. Deja de alimentarlas y fabrica entonces nuevos y buenos deseos, el resultado se multiplica.

Elige el momento, el entorno, la/s persona/s...el escenario y Crea nuevas situaciones en las que puedas actuar desde el Corazón.

Crea nuevas situaciones donde puedas Ser Tú.

lunes, 24 de octubre de 2011

Ejemplo para Ser más Feliz


Cuando eras pequeño/a, si llovía, tus padres o tutores te prohibían salir a la calle y saltar de charco en charco y llenarte de barro hasta la médula.

Hoy en día, ¿qué o quién te lo impide?

Prueba a hacer las cosas que te gustan, meter los pies en los charcos, cantar en voz alta por la calle, rebozarte de arena en la playa, sonreír a la gente desconocida...

¿Tiene algo que ver con "lo que piensen los demás"?

Tienes que saber que no sabes lo que piensan los demás, en todo caso sería una interpretación tuya obedeciendo a tu educación, creencias, vivencias...A tu equipaje que carga también con el de tus antecesores.

¿Y si "todos los demás" saltaran de charco en charco menos tú?

¿Cuántas cosas dejas de hacer a lo largo del día porque los demás no las hacen o porque nunca se han hecho así?

Ahora, si quieres, puedes. Determina tus limitaciones y Disfruta.

"Mea Culpa"


Si piensas que la culpa siempre es de los demás, nunca podrás mejorar en tus relaciones. Tú sólo puedes cambiar lo que está en tu mano, lo que depende de ti. Si asumes tu parte de responsabilidad en las situaciones habituales, ésa es la parte que podrás perfeccionar.


Elige: "esto sí, esto no". Por ejemplo, de tu comunicación puedes cambiar los gestos, la mirada, el tono de voz, el volumen, incluso la intención. Ay! La Intención, ésta sí que es Buena. Revísala.


Ejercicio (Seguramente te resultará más fácil analizar la actitud de la otra persona pero si te concentras, con humildad, lo conseguirás):


1. Recuerda un conflicto en el que te hayas visto inmerso/a recientemente

2. Define el resultado. La Consecuencia.

3. Recuerda tus gestos, tu postura, tus palabras...Como si estuvieras allí

3. ¿Cuál era tu intención? Sé Honesto/a. ¿Crees que se pudo percibir?

4. Analiza de nuevo el resultado obtenido

5. ¿Qué resultado esperabas?

6. ¿Cuáles son las diferencias que hubieras podido obtener?

7. ¿Qué parte de tu comunicación cambiarás la próxima vez?


Tampoco es cuestión de torturarte pensando que siempre es culpa tuya. No, nada más lejos, eso se acercaría a la sumisión. Me refiero a la parte que te corresponde, sobre la que sí puedes actuar. No puedes cambiar a los demás pero sí a ti mismo/a a través de tu comportamiento y tu lenguaje tanto verbal como no verbal. Amén de ampliar tu perspectiva dado que no estamos acostumbrados a reflexionar y realizar críticas constructivas sobre nuestro propio comportamiento.


Una vez detectado el error, si vas a pedir disculpas, no esperes nada a cambio, simplemente discúlpate y olvídalo. Es gratificante que el/a otro/a las acepte, sin embargo, sobre esa parte no puedes incidir. Y por otro lado, es mucho más importante que te hayas perdonado a ti mismo/a reconociendo que errar es de humanos y te ayuda a mejorar como persona.


Introduce pequeñas variaciones en tu comunicación: "Si sigues haciendo lo mismo, conseguirás el mismo resultado"