VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Corazones


Quiero encontrarme con grandes ojos que me transmitan libertad, ojos llenos de vida y de sentimientos. Salgo al encuentro de corazones y sonrisas. Quiero chocar con esa emoción y esa es mi ilusión y misión diaria. ¡Claro que la encuentras!, es sólo cuestión de estar pendiente para aprovechar cada oportunidad.
Hay millones de miradas brillantes que acaban perdidas en el infinito…Un desperdicio…

Prepara tu mente curiosa para la sorpresa, como antes, ¿te acuerdas? Cuando no sabías que lo sabías todo…Cuando tenías afán de aprender y de conocer y de saber.

Con cuarenta parece que ya estás de vuelta, ¡pero no! Es la hora de la limpieza. Abre los ojos como si fuera la primera vez que lo hicieras. Mira lo mismo que ayer intentado descubrir algo nuevo…lo hay.
Descarga y recarga tu batería con energía renovada, original, genuina…Distinta. Respira, cambia de aire, y nunca mejor dicho.

Un cambio de aire en casa, porque huir es otra cosa.

Cuando te abres al asombro, a la inocencia…Cuando haces como si acabaras de llegar a este mundo con una misión: investigar. Sólo escuchar, sólo observar…Sólo SENTIR…Bueno, te lo explicaría pero es mejor que pruebes.

Decide hacer algo: Si quieres un futuro diferente, cambia algo de tu presente
-          De corazón
-          Con Calma

Da a conocer tu Alma, no importa a quién. Sé tú

El cable de alimentación es el AMOR. Ése que no distingue entre ricos y pobres, entre ignorantes y eruditos, prepotentes y humildes….Ese amor que se ve y se siente, que cala hasta los huesos más gruesos y doblega la merced de los invencibles…Ese amor que luce y reluce cuando lo dejas volar, libre. Ese que aparece cuando lo necesitas si lo das primero.

Tu Alma sabe de lo que hablo… ¿Cómo vas a ver otras Almas si no MIRAS?

Oportunidades para vivir sensaciones y emociones y darlas a conocer esas que guardamos para contadas ocasiones y que suelen estar condicionadas por “el qué dirán” o “qué pensarán”.

¡Que piensen!

También es una forma de que otros puedan darse cuenta de que existen otros tipos de relaciones, maneras de Querer, de Valorar, de Respetar.

Serán los restos de mi rebeldía infantil o de las ganas de amar de la adolescencia o de los cuarenta…No sé, pero funciona.

Lo dicho…Oportunidades…Para SENTIR…Encuéntralas