VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

viernes, 30 de diciembre de 2011

Aníma-Te

Hay una palabra en mallorquín que me fascina: “Ànima” (Alma). La identifico automáticamente con el Estado de Ánimo, es decir, el “Estado del Alma”. Parece un Juego de Palabras.

¿Cómo está mi Alma? ¿Unos Mimos?
Esto define mis próximos segundos y minutos y mi día, define mi Todo[...]

Z: ¿"De dónde sacas la motivación"?
Y: "Bailo".
Z: ¿"De dónde sacas las fuerzas"?
Y: "Bailo".
Z: ¿”Y cuando no tienes ganas de bailar”?
Y: “Bailo”.

Seguro que hay algo que te hace permanecer totalmente absorto y absorta, concentrado/a, que activa tu creatividad. Que te deja la sensación de estar en el limbo y cuando bajas, te reconoces en un estado de ánimo diferente. Bailar, cantar, dibujar, hacer manualidades, decorar, escribir...Algo que haces muy bien o que hacías muy bien de pequeño y pequeña. Una característica innata.

Cuando te sientes abatido/a y no tienes ganas de hacer nada, insistes en ese pensamiento y le das a tu cerebro más razones para que siga en ese estado. Las buscas en tu memoria y doy fe de que las encuentras. Incluso las situaciones que se crean a tu alrededor parecen estar en contra de tu criterio, de Tu Mundo.Tu cuerpo te pide más de lo mismo.

La Buena Intención de tu mente: encontrar razones para que tu corazón esté en “lo cierto”. Busca la Congruencia, el Equilibrio para no entrar en conflicto. Se traduce en la decisión de permanecer en tu zona de confort dado que esas son las sensaciones que conoces y controlas. Evitas lo desconocido y eso mismo, ya es en sí, un pensamiento negativo.

En el corto plazo puede ser hasta productivo. El riesgo viene dado por el tiempo que transcurres en esa situación. El tiempo corre y tu cuerpo te pide más y más de lo que ya conoce.

Tus movimientos están en sintonía con tu estado de ánimo y el tono de tu voz y tu mirada y tu piel…y las personas de tu entorno…

…Sí, lo que transmites, vuelve una y otra vez, imparable, indestructible…como tu actitud.

La Buena Noticia: también existe la situación a la inversa. Quiero decir que cuando estás feliz sucede lo mismo. Te dejas fluir con el Universo y permites la entrada solamente a las cosas buenas y, ¡que nadie se atreva a cortarte el rollo!

Pues utilízalo. También tienes memorizados los momentos felices. Revívelos, recuerda imágenes, palabras, mira una película, lee un artículo o un libro, escucha canciones, huele aromas que te hayan hecho sentir bien alguna vez...Baila. 

Entonces captura las sensaciones. Alimenta tu Co-Razón con esas emociones. Transpórtate a ese estado para recuperar las energías y cambiarás tu pensamiento.

Te pedirá más de lo mismo. Caminas a través del tiempo y tu cuerpo de pide más y más de lo mismo.Te invito a que provoques lo desconocido.

Créate el hábito, entra en esa zona menos explorada. Cambia y obtendrás tu recompensa: tu propio pensamiento te llevará a sentir, hacer y provocar cosas buenas para ti y también para los demás, y…

…Lo que transmites vuelve una y otra vez, imparable, indestructible…como tu actitud.

¿Bailas?

3 comentarios:

  1. Anímate!!...facil teoricamente, dificil para algunos en la practica cuando entras de vez en cuando en espirales negativas y no se sabe como salir...ni bailando, ni cantando, ni leyendo, ni corriendo, la mente en ocasiones es un arma destructiva tremendamente poderosa que parece que disfrutase llevandote a zonas de confort que no significa para nada que sea la de la felicidad. Supongo que todo es tan complicado y a la vez sencillo como dar el "salto" hacia las cosas que te provoquen felicidad, que incluso podrían ser el mismo sitio, pero mirando de manera diferente y no como la mente te las quiere hacer ver.

    Gracias por mostrar que siempre se puede "bailar" aunque uno se sienta por momentos que no tiene piernas para moverse...ya solo eso "anima"

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario

    Quisiera aportar una expresión diferente a la de "dar EL salto". Puede que sólo tengas que dar UN paso, desde ahí podrás ver el siguiente y además habrás logrado una nueva perspectiva

    Gracias por compartir
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. ...supongo que será la ansiedad que a veces juega malas pasada y te empuja a querer cambiar todo de golpe y al final se convierte en un imposible.
    Gracias por "iluminarme" el camino para ir paso a paso, seguramente sea más lento pero más seguro. Supongo que se trata de relajar mente y activar musculos para dar esos pasitos.
    Muchas gracias de nuevo.

    ResponderEliminar